Bienvenidos sean los visitantes a los parajes lejanos de mi imaginación, sentiros bien recibidos tanto a comenta como a visitar y leer todos y cada una de las historias. O siemplemente pasar para decir hola o pasar por pasar. Y si podeis pasaros por EL ALMACEN DE TAP-S, una pequeña ayuda para que esta escritora se gane la vida. GRACIAS

31 may. 2009

Tarde de Verano

Estoy tumbado sobre la hierba. El cielo azul, despejado se abre sobre mí. Me enciendo un cigarro y aspiro su humo con satisfacción. La tranquilidad del parque alivia mi alma y reconforta mi corazón. Bueno tranquilidad a medias, pues yo me siento tranquilo pero hay una infinidad de niños con sus padres jugando a mí alrededor, sus alegres risas hacen que se dibuje una pequeña sonrisa en mi rostro de ternura y comprensión. Les observo tumbado mientras ellos ríen sin parar. Cierro los ojos y aspiro el dulce olor de las flores que rodean la pradera. El dulce sol de primavera calienta mi cuerpo y hace que cierre los ojos deslumbrado. Adoro esta sensación de placidez. Permanezco tumbado, con los ojos cerrados, pegando pequeñas caladas al cigarro mientras el sol calienta mis huesos. Algo se interpone entre la claridad y yo y hace que abra los ojos. Tardo en enfocar lo que hay sobre mi pues mi a mis ojos les cuesta acostumbrarse a la repentina falta de luz. La veo de pie a mi lado, mirándome sonriente. Apago el cigarro y le hago un gesto para que te tumbe a mi lado. Ella se agacha lentamente posa un leve beso en mis labios y se acurruca sobre mi pecho. Huelo su pelo con dulzura, es uno de los olores que más me gustan en este mundo. Ella me abraza tiernamente a la vez que yo acaricio lentamente su espalda. Nos quedamos tumbados bajo el sol, uno junto a otro, acurrucados en el césped. El calor, y la tranquilidad nos hacen sumirnos en un leve sueño. Noto como unas pequeñas gotas de agua caen sobre mi rostro, abro los ojos y el cielo antes azul y exuberante se ha vuelto de un gris apagado que amenaza con tormenta, y aun así el dulce calor del verano nos rodea. Ella despierta lentamente y se da cuenta de que pequeñas gotas de lluvia caen sobre nosotros, no llueve intensamente solo lo suficiente para refrescarnos. Los niños gritan emocionados, y se marchan corriendo con sus padres para no mojarse entre risas y juegos. Nos quedamos solos en la pradera. Una sonrisa picara se dibuja en su rostros y se abalanza sobre mí. Comenzamos a dar vueltas por el césped en una pelea de empujones  y besos. Se coloca sobré mi sonriendo, y cuando intento besarla se aparta riendo. La lluvia comienza a caer con más intensidad y ella se levanta. Comienza a correr por la explanada y grita llamándome. Me levanto y la miro. Ella ríe y comienza a dar vueltas bajo la lluvia mientras su ropa se empapa. Rio y la miro con cariño. Se acerca a mi sonriente y hecha sus brazos a mi cuello. La abrazo con ternura y besó sus carnoso labios con suavidad. Ella me mira con cara de adoración y diversión. Me mira y dice que nos vamos a mojar, miro sus ropas empapadas y rio. Ella agarra mi mano y corremos bajo la lluvia para llegar a un lugar cubierto. 

8 comentarios:

  1. Un relato tranquilo, de esos que me gustan porque habla del amor. Un relato que habla de que cuando miras a la otra persona y estás tan enomorado, no te das cuenta de que empieza a llover. Eso me parece que nos ha pasado alguna vez. Eso es amor, y eso es la vida.
    Saludos desde La ventana de los sueños.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado. Al principio sentía el sol en mi piel y después el agua=)
    Cada vez escribes mejor^^
    Sin duda, una historia de amor muy bonita
    Besos

    ResponderEliminar
  3. precioso de veras, me ha enganchado de principio a fin, pasaré por aquí a menudo, visita mi blog si te apetece
    saludos!

    ResponderEliminar
  4. hace mucho que no comento... pero la verdad es que cada día me meto a leer tus relatos!! a ver si te veo un dia de estos!! Un besoo!

    ResponderEliminar
  5. Que apacible tarde y que escena mas bonita y contada, con simpleza y maestria a partes iguales...
    No me importaría estar ahora mismo en esa pradera que describes y desde luego la lluvia sería de agradecer...

    ResponderEliminar
  6. peqe en q t as inspirado sta vez??jeje weno mjr dixo, en qin??y, ota cosa, q pradera es esa??xq nuse q me da q ia ems estao!!jeje tqeroooo!!

    ResponderEliminar
  7. No dibujo tan bien... no sé, yo me estreso muchísimo cuando no me salen las cosas (qué son más veces de las que yo quisiera jeje)y me tiro horas hasta que me sale en condiciones... lo que tu haces es escribir de miedo, asique... actualiza porfavor!! :P
    un beso!!

    ResponderEliminar
  8. muy bonito y muy tierno =)
    mientras yo sigo con mi historia, que por cierto, es lo mas largo que he escrito nunca :O
    bueno
    un saludito!


    .(.Usuniss.).

    ResponderEliminar

Gracias por comentar vuestros comentarios son lo que más me inspira!