Bienvenidos sean los visitantes a los parajes lejanos de mi imaginación, sentiros bien recibidos tanto a comenta como a visitar y leer todos y cada una de las historias. O siemplemente pasar para decir hola o pasar por pasar. Y si podeis pasaros por EL ALMACEN DE TAP-S, una pequeña ayuda para que esta escritora se gane la vida. GRACIAS

5 jun. 2009

Guerrera de Muerte


Un estremecimiento recorrió su alma cuando los sintió cerca. La inminente batalla la tenía excitada. Llevaba mucho tiempo sin luchar, y la sed de sangre le recorría las entrañas. Las hordas de hombre se acercaban lentamente hacía su posición. Vio como todos los hombres a su alrededor se estremecieron ante las hordas de enemigos. Una sonrisa malévola se dibujo en su rostro, su sed pronto sería apagada. Más de un soldado se volvió para mirarla. Todos la temían y ella lo sabía. Una débil carcajada escapo de sus labios. Si sus propios caballeros la temía, no quería imaginar el rostro de sus enemigos. Miro al cielo y vio como las nubes negras se cernían sobre ellos. Un rugido sonó en la lejanía. Vio a los oscuros dragones negros recortados contra el cielo. Los enemigos se aproximaban más y su alma pedía a gritos que corriera a destruirlos. Desenvaino su espada y con un grito de guerra se lanzo a la batalla. Todos sus hombres se apresuraron a seguirla, pero sin compartir el mismo entusiasmo que su General. Cuando su espada atravesó al primer hombre y sintió como su cuerpo sin vida caía al suelo las ansias de sangre crecen en ella hasta desbordarla. Lucha, mata, embiste, desmiembra. Todos estos actos hacen que su alma grite de placer. Por fin llega hasta el caballero. La mira desde su montura con seguridad, pero el brillo de sus ojos delata el temor que le recorre por dentro. Ella sonríe mientras él la observa. Sus ropas caladas de sangre enemiga, su rostro contraído en una mueca de satisfacción, el brillo de muerte en sus ojos. Todo en ella indica que es extremadamente peligrosa, y ella no hace esfuerzos para contradecirlo. Le encanta sentir el miedo de todos cuantos la rodean cuando la ven. Como sus rostros se contraen de terror cuando aparece. El enemigo a caído practicamente. La batalla esta casi ganada. El caballero sabe que su vida y la de sus restantes hombres depende de eliminar a esta extraña mujer. Baja de su caballo malherido y la mira cuidadoso. Gritos de dolor suenan a su alrededor y él se gira para vislumbrar como los dragones arrasan con sus ya escasas tropas. Ella le mira fijamente con una sonrisa maligna en su rostro. Se esta cansando de esperar a que él ataque. Su cuerpo la impacienta porque empiece la lucha, las otras muertes no valen nada comparándolas contra luchar con el mejor guerrero del enemigo. Cuando el cayera su sed sería aplacada. Ella suelta un grito estremecedor y se abalanza sobre él. Intenta esquivarla pero es muy rápida, sus estocadas son cortantes y precisas, le cuesta mucho pararlas todas. La sonrisa burlona de su rostro no desaparece en ningún momento, parece estar disfrutando, piensa él con fastidio. La sombra de oscuridad que crea a su paso esta mujer debe ser eliminada, se dice a si mismo. Debo destruirla por el bien del mundo. Siguen luchando, estada contra espada, fintas, estocadas. Él cada vez esta más cansado, la pesada armadura ralentiza sus movimientos, mientras que ella, con sus finas ropas es cada vez más rápida y precisa. Cuando por fin su espada sesga la cabeza del caballero grita de satisfacción. Se siente reconfortada. Mira a su alrededor, miles de cuerpos ensangrentados la rodean. Los dragones que devoran los cadáveres rugen y los supervivientes de su ejercito recogen a los heridos y los trasladan con lentitud. La lluvia comienza a caer. Ella mira agradecida al oscuro cielo mientras la lluvia limpia la sangre de su cuerpo.

5 comentarios:

  1. Ha sido genial leer esto, has conseguido que me metiera en la piel de la guerrera, ¡no dejes de escribir!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Me ha estremecido este relato. Está muy bien narrado. La guerrera es fantástica, como lo son estas palabras. Yo también te pido que no dejes de escribir porque lo haces muy bien. Estos relatos me gustan mucho.
    Saludos desde La ventana de los sueños.

    ResponderEliminar
  3. Una historia que trasmite todo. Creo que hasta podía oler la sangre desde aquí y oír sus gritos. Una historia magnífica =)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Un relato sin duda impreionante!!!
    Me transporte a esa guerra!!!
    La veía desmembrando cuerpos y matando a cuanto se le pusiera en frente!!!
    Espero tu proxima entarada!!!
    BeSoS!!!

    °°¡¡MaGe!!°°

    ResponderEliminar

Gracias por comentar vuestros comentarios son lo que más me inspira!