Bienvenidos sean los visitantes a los parajes lejanos de mi imaginación, sentiros bien recibidos tanto a comenta como a visitar y leer todos y cada una de las historias. O siemplemente pasar para decir hola o pasar por pasar. Y si podeis pasaros por EL ALMACEN DE TAP-S, una pequeña ayuda para que esta escritora se gane la vida. GRACIAS

27 mar. 2009

Hilos para Stefano

Bueno esta historia es una petición que me hizo mi primo y me parece q esta muy bien a mi me gusta espero que a vosotros tambn, la escribi pensado pora un musical o algo asi, pero me gusta mas la historia siemplemente como historia.

Se llamaba Letizia. Era pálida y perfecta. Cabellos largos y sedosos. Fina piel de porcelana y labios rojos cual carmín. La más hermosa jamas vista, más hermosa que todas las muchachas de Venecia. Su único defecto,... era de madera. Fue creada por Stefano Staglia una fía noche de invierno, en la que las estrellas, inspiraron al joven marionetero. Fue su mejor creación y a la vez su perdición. Pues tan hermosa y tan perfecta, tan real y tan femenina, que de ella se enamoro. Era tan hermosa... La cuidaba día a día. La amo tanto que loco se volvió. Llego a creer que ella estaba viva y que solo dormía. Pasaba las noches en vela con la dulce muñeca acostada a su lado. Tantas noches lloro a su lado, tantas noches suspiro por su amor. Sufrió mucho por ella y tanto ella por él sufrió. Ella aunque de madera alma también tenía insuflada por las estrellas aquella noche fría. Rogó por despertar y poder estar con su amado. Tantas noches rogaron, tantas noches pidieron, que una curiosa transformación sufrieron. No era lo esperado, ni quizá lo adecuado, pero de madera ambos acabaron. Fueron los eternos amantes. Ambos de madera, ambos perfectos y hermosos. Pasaron por todos lo escenarios del mundo, famoso y perfectos fueron, pero ya se sabe, como todas las marionetas envejecieron. Volvieron a Venecia, sucios y maltrechos. Allí en su ciudad una fría noche de invierno su amo los uso para calentar su cuerpo. Y así acabo la historia de Letizia, la más hermosa de todas las muchachas de Venecia, a pesar de ser de madera y de Stefano Staglia que se enamoro de ella, hasta el punto de hacerse marioneta.

26 mar. 2009

El bosque oscuro

Entro en el Bosque Oscuro
Lentamente observando
Caminó en el sendero
De claro color pardo

Asustada y temerosa
Mirando a todos lados
Buscando aquella rosa
Escondida por los hados

Se encontró con un hada
Asustada como ella
La siguió con su mirada
De bellos ojos de estrella

Vio la rosa escondida
Lentamente se acercó
Y el hada sorprendida
Por la espalda la atacó

El hada no falló
Ella allí pereció
Y allí donde cayó
La rosa no floreció

19 mar. 2009

Cambio

Weno xavalillos espero que os guste este relato, lo he escrito esta tarde, despues de una semana con 40 de fiebre y sin ganas de moverme XD y yo creo q es uno de los pocos relatos que he escrito que no es ni truculento, ni triste jejeje osea q... ME ENCANTA!! espeor q a vosotros tambien BESOS!!



Su cuerpo se estremeció cuando él la beso detrás de la oreja. Su respiración se acelero notablemente y sus pulsaciones aumentaron. Sus brazos la rodearon con ternura por detrás. Ella apoyó su cabeza en el hombro de él y suspiro lentamente. Estaban sentados en el acantilado, como de costumbre, mirando el atardecer reflejado en el mar. Pero no era una tarde como siempre, un pequeño detalle, quizá que nadie apreciaría, había cambiado. Ya no estaban como cada tarde esperando el día siguiente como un par de amigos. Ya no añoraban la falta de un corazón amado. Ya no echaban de menos la compañía de un ser querido. Tras tanto tiempo juntos, tras tanto tiempo como amigos, tras tanto tiempo compadeciéndose el uno del otro, tras tanto tiempo consolándose el uno al otro, algo había cambiado. Ya no nadie se consolaba o se compadecía pues ya no había de que, ya no faltaba el ser amado. Aquella tarde sobre el acantilado algo había cambiado, algo que quizá no todo el mundo apreciaría, pero que significaba un gran cambio para los dos. Tras tanto tiempo, tanto tiempo como dos tontos buscando algo, algo que siempre estuvo con ellos. Una sonrisa se dibujo en el rostro de él y la estrecho entre sus brazos con fuerza, ella le beso el cuello y sonrió también. Se quedaron allí sentados como cada tarde en acantilado, pero algo había cambiado, algo que para ellos sería lo más grande para siempre.


12 mar. 2009

PREMIO DE OROOOO!!




Bueno he recibido un premio blog de oro de parte de:
http://ilusionfactory.blogspot.com/
Muchisimas gracias no sabes la ilusión que me hace!!
Bueno y aqui las reglas del premio:

-Exhibir la imagen.
-Poner el enlace de la persona que te lo ha regalado.
-Elegir 10 personas para pasárselo.
-Escribirles un mensaje en su blog para que se enteren de su premio.

Y los premiados soooon:
Chachachachaaaaaaaan!!!

http://xidre-laprisiondecristal.blogspot.com/
http://asombrosaastronomia.blogspot.com/
http://elecodeunmundoinvisible.blogspot.com/
http://lossecretosdelascamelias.blogspot.com/
http://tar-edainion.blogspot.com/
http://drawingsofagirl-punkypinky.blogspot.com/
http://thepostmortemnews.blogspot.com/
http://lasonrisadeldentista.blogspot.com/
http://llantosdeusuniss.blogspot.com/
http://elbroadwaydesuanzes.blogspot.com/


Y bueno me gustaria poder dar algun premio más pero me temo q no puedo lo siento por:
http://unmundoconilusiones.blogspot.com/
http://pitufitoazul.blogspot.com/

prometo que la proxima vez os lo dare a vosotros!!

Bueno y por supuesto tambien le daria el premio a
http://ilusionfactory.blogspot.com/
pero como ha sido ella quien me lo ha dado a mi e aprovechado para entregarselo a otra personas espero que no te importe!

7 mar. 2009

Te echo de menos

Te espere como cada tarde en el banco del parque de siempre. Añorándote como cada día. Pero llegaron las seis y no apareciste. Estuve en el banco un par de horas pensando que te habías retrasado, pero no llegaste. Me preocupe mucho por ti. Pero intente aliviar mi mente pensando que estarías muy ocupada y que no habrías podido llegar. Fui también al día siguiente, pero tampoco llegaste. Ni al siguiente, ni al siguiente,…Comencé a estar realmente preocupado por si te había ocurrido algo grave. Pregunte a la gente, pero nadie te conocía. Hable con mis amigos, pero me dijeron que jamás hable de ti. Busque tu casa, pero no la encontré. Continúe buscándote incesante sabiendo que no habías podido desaparecer del mundo. Te busque en todos los lugares que me describiste en nuestras charlas. Vi aquel camino del bosque que tantas veces habías mencionado, pero no estabas allí. También fui a otro lugar donde nos reunimos una sola vez. ¿Lo recuerdas? En aquella preciosa fuente del centro donde la gente solía pedir deseos ¿Recuerdas lo que pedimos? Yo pedí que nunca te marcharas, te lo conté y te enfadaste. Dijiste que los deseos que se cuentan no se hacen realidad, en aquel instante no lo tome enserio, pero ahora creo que debí hacerte caso.
Mis amigos se preocupan, murmuran a mis espaldas, y sé que piensas que estoy perdiendo la cabeza. Sé que creen que no existes. Pero me niego a creer que eres efecto de mi trastornada mente. Por eso seguiré yendo cada tarde al banco a esperarte. Hasta que la muerte se cierna sobre mí. Te quiero. Te echo de menos. Vuelve pronto.

2 mar. 2009

Extraña unión 1ºParte

La encontró en el bosque, era una sacerdotisa, como indicaban sus ropas y su cabello corto. Sentada en una rama de un árbol con una expresión de paz y tranquilidad, como si se encontrara en el lugar más maravilloso del mundo. Abrió los ojos lentamente y le observo. Él era un mago, con la túnica de color negro que demostraba su categoría de mago consagrado. Se miraron lentamente, examinándose. Por todos era sabido que los magos y las sacerdotisas nunca se llevaron bien. Tras un largo rato, el mago se decidió a hablar.
-Hola
Ella le dirigio una mirada que demostraba saludo. Él se sintió algo contrariado al no recibir una contestación verbal, pero recordó que las sacerdotisas del bosque solían hacer voto de silencio, pues decían que las palabras estaban de más y que no las permitían escuchar los sonidos del bosque. Y según las antiguas leyendas los espíritus del bosque les proporcionaban otra manera de comunicarse. La observo con interés preguntándose si sería verdad. La sacerdotisa se deslizó grácilmente al suelo. Y se acerco a él con una expresión de curiosidad dibujada en el rostro. Ella acerco una mano al rostro del mago y él izo amago de retroceder inseguro. Ella esbozo una sonrisa y volvió a intentar tocar el rostro del mago, en esta ocasión el no se alejo. De repente su mete recibió una serie de imágenes que eran claramente un saludo, pero no expresado con palabras. Lo que vio el mago fue a si mismo acercándose con un sentimiento de bienvenida impreso en el recuerdo. Retrocedió asustado, mirándola. Ella no pareció extrañarse de la reacción de él y solo espero a que se relejara