Bienvenidos sean los visitantes a los parajes lejanos de mi imaginación, sentiros bien recibidos tanto a comenta como a visitar y leer todos y cada una de las historias. O siemplemente pasar para decir hola o pasar por pasar. Y si podeis pasaros por EL ALMACEN DE TAP-S, una pequeña ayuda para que esta escritora se gane la vida. GRACIAS

28 feb. 2009

Ella 2ºParte

Esta es la segunda parte de mi regalo de cumple para alberto!!!


Me persigue, lo sé. Ya he escapado varias veces. Y me temo que la próxima vez no tendré tanta suerte. Vigilo por si me sigue, y tras haber escapado varias veces, estoy más alerta. Pero también más nerviosa y los nervios no ayudan en situaciones como esta. He dejado un rastro falso. Esto me ha ayudado a escapar más de una vez y espero que con él también surta efecto. Sigo caminando por la calle, pero siento una presencia tras de mí. Me detengo y un escalofrió recorre mi espina dorsal. Me giro y le veo, acuclillado en una esquina, sonriendo. Echo a correr, pero él es más rápido y pronto me alcanzara. No conozco esta parte de la ciudad, y él lo sabe. Corro sin saber dónde voy, hasta que al llegar a una calle, lo encuentro frente a mí. Al parecer he caído en su trampa. Le miro horrorizada al comprender que todo ha acabado. Se acerca lentamente, pero no escapo, no tiene sentido, todo ha acabado. Comienzo a llorar, ante el temor de la muerte inminente. Ya está frente a mí. Su rostro no refleja ninguna emoción, como si el hecho de matarme fuera algo cotidiano. Hace un extraño movimiento, y para mi sorpresa, un puñal se clava en mi pecho. No siento dolor, pero noto como la vida va escapando de mi cuerpo. Lo único que siento antes de morir es la mirada de esos ojos fríos de hielo.

27 feb. 2009

Él 1º Parte

Weno este relato es la primera parte de mi regalo de cumple para Alberto espero q te guste!!! Kises!!


Sigilo. Es mi principal habilidad. Silencio, solo silencio a mí alrededor. Las oscuras calles de Manhattan, el lugar donde suelo actuar. Las sombras de la noche mi principal aliado. Un caso difícil mi último encargo. Es hábil y sabe que la busco. Ya ha escapado varias veces. Esta cada vez más alerta, pero también más nerviosa, porque sabe que a cada segundo estoy más cerca de conseguir mi objetivo. Salgo de caza, como cada noche. Al final la encuentro. Camina sola, callejeando, creyendo haberme burlado, pero descubrir que un rastro es falso, es un juego de niños para mí. Se para, y un escalofrió recorre su espina dorsal. Se gira asustada. Sonrió, pues ya sabe que estoy aquí, lo que lo hace todo mucho más divertido, por lo menos para mí. Corre, pero yo soy más rápido. No conoce esta zona de la ciudad, por lo que pronto se equivoca y cae en mi trampa. Está frete a mí. Me mira y una mueca horrorizada inunda su rostro al comprender que el juego ha acabado. Me acerco lentamente y ella no se mueve, pues ya sabe que no tiene escapatoria. Lágrimas comienzan a caer de sus ojos verdes. Estoy frente a ella, su rostro refleja sentimientos que van desde el miedo a la suplica. Pero no hacen mella en mi corazón de hielo. En un suave movimiento, que ella no esperaba, mi puñal se clava en su pecho. Una expresión de sorpresa se dibuja en su rostro. La vida va escapando lentamente de su cuerpo. La poso en el suelo delicadamente. Admiro su figura sin vida y me pregunto que error habrá cometido esta diosa de ébano para acabar siendo mi objetivo, incluso muerta es inmensamente hermosa. Aunque en el fondo no me importa, la recompensa por su muerte es muy sustanciosa. La dejo allí tendida en el oscuro callejón, sin más compañía que la muerte misma y vuelvo a mis quehaceres. Hay más encargos y no parara hasta realizarlos todos.

26 feb. 2009

Nuara, la primera historia que escribi


Nuara, estaba desangrada y medio muerta tirada en el campo de batalla rodeada de los cadáveres de sus compañeros, amigos y soldados a sus órdenes, lo único que le pasa por la mente era que había fallado a su pueblo, en ese momento perdió el conocimiento.

Cuando despertó era ya de noche, estaba en un bosque, olió el olor el dulce olor de la comida y descubrió que estaba tumbada sobre unas mantas. Se incorporo y se dio cuenta de que también estaba vendada. Se pregunto desconcertada que habría ocurrido, mientras de entre la maleza surgió un apuesto joven trayendo unas hierbas entre sus manos.

-¿Te has despertado ya?-le pregunto el desconocido

Nuara asustada saco un cuchillo de su bota
-¿Quién eres? ¿Qué quieres de mi?-dijo apuntándole con el cuchillo.

-No te preocupes no voy a hacerte daño, Mi nombre es Válandil, soy un extranjero. Te encontré medio muerta en el campo de batalla y no podía permitir que una mujer tan hermosa muriera en unas condiciones tan deplorables.

-No soy una hermosa mujer, ni nada por el estilo. Soy una guerrera y no una de esas cursis princesas que no saben empuñar ni una espada.

-Vale, ¨guerrera¨, no podía dejar que murieras.

-Pues yo no necesitaba tu ayuda ni la de nadie, soy capaz de cuidar de mi misma perfectamente
Se intento levantar, pero su pierna rota no resistió durante mucho tiempo su cuerpo y cayó estrepitosamente al suelo. Válandil preocupado por ella se levanto corriendo y se agacho a su lado

-¿Estás bien?

-¡ALEJATE DE MI! ¡¡¡NO NECESITO LA AYUDA DE NADIE TE ENTERAS!!!-dijo Nuara

Cayó rendida al suelo y comenzó a llorar. Pensaba que todos sus esfuerzos habían sido en vano pues había fallado a su pueblo y a sí misma. Válandil la estrecho protectoramente entre sus brazos y le susurro palabras de consuelo. Le aseguro que ya no tenía nada de qué preocuparse pues él estaba allí para protegerla. Nuara miro la cara del muchacho y descubrió que era más joven de lo que aparentaba, tendría más o menos su edad, pero ya tenía el porte de un hombre grande. Se quedo anonadada por aquellos ojos verdes que la miraban tan tiernamente, se dejo caer en un mar de descanso y despreocupación en los brazos que la estrechaban. Al amanecer despertó al lado de Válandil, todavía entre sus brazos, y deseo que ese momento nunca acabara, en ese momento Válandil también se despertó y se encontró con la mirada de Nuara. Ella ruborizada se dio la vuelta y disimulo haber estado mirándole. Él divertido por la reacción de ella se levanto y empezó a prepara el desayuno. Mientras desayunaban Válandil le pregunto que como una muchacha conseguía ponerse al mando de un ejecito tan grande como el del campo de batalla. Nuara intrigada por cómo habría adivinado que aquellos hombres estaban a sus ordenes le contó su historia y lo que savia de su pasado.
Des pues le pregunto a el por su pasado.

-Mi pasado no es tan interesante como el tuyo solo puedo decirte que voy de vuelta a mi tierra natal para arreglar unos asuntos muy importantes.

-Y como teniendo que resolver unos asuntos de tanta importancia, ¿Os a veis detenido a salvar mi vida?-pregunto Nuara, pícaramente ansiosa por saber la reacción de Válandil

Él ruborizado no savia que decir
-Eeh, bueno uhmmm, no podía dejar que murieras así…

-¿Si? ¿Y por qué no salvasteis también a otros hombres que seguro estaban en mejor condición que yo?-

-Bueno porque no quería que una mujer muriera en un campo de batalla-dijo él cada vez más rojo y más avergonzado.

-Ya claro, lo que yo creo es que vos os a veis quedado prendado de esta dama, ¿O me he equivocado señor Válandil?-pronuncio estas palabras tan cerca de la cara del muchacho y este estaba tan sonrojado, que hasta temió que se desmayara.

-Esto yo… bueno eeh

En ese instante llevada por la pasión Nuara beso los labios que había soñado besar aquella noche, se sumió en el deseo de estar con aquel hombre desconocido que tanto la había cautivado. Besos sus labios, toco su cuerpo, sintió su calor, y le entrego lo que a nadie le había entregado,… su corazón

Estuvieron horas abrazados diciéndose palabras hermosas, besándose, rozando sus cuerpos, hasta que al anochecer ella cayó rendida y agotada, él la tapo y cubrió con unas mantas y velo su sueño.

Así pasaron los días, charlando, riendo y de aquí surgió un amor intenso entre ambos. Hasta que un día al amanecer Nuara despertó echando en falta el calor del hombre con el que había estado. Se levanto, pero no encontró más rastro de él solo unas provisiones y un caballo. Encontró también una nota dirigida a ella.

Lo siento amor mío, pero nuestro amor ahora es imposible, ya te dije que tenia asuntos muy importantes que me requerían, y tu mi princesa guerrera debes volver a proteger a tu pueblo y cumplir tu misión. Lo siento pero tengo que partir, solo quiero que sepas que nunca podré amar a una mujer tanto como te amo a ti.
Hasta siempre

Válandil

Ella al leer la nota se sintió morir por dentro, había imaginado escapar con él y huir de sus ocupaciones, y preocupaciones para llegar con él hasta el fin del mundo para ser felices juntos. Pero ahora que se daba cuenta nunca habría sentido feliz así, pues siempre habría tenido sobre su cabeza el peso de haber abandonado a su pueblo. Por eso agradeció a Válandil haber tomado la decisión que ella nunca abría podido tomar.

25 feb. 2009

La magia del amor

Clavo su espada en el cuerpo de su terrible oponente, hasta que este cayó muerto al suelo. Su mirada recorrió el campo de batalla, los enemigos habían caído, y aunque había sido una batalla muy dura, y habían sufrido muchas pérdidas su pueblo viviría ahora en paz. La busco con la mirada, pero no la vio por ninguna parte. Un terror irracional surgió en él cuando no entrevió su túnica negra, que representaba su categoría de maga, entre la multitud. Miro desesperadamente en todas direcciones esperando verla. Un escalofrió recorrió su espalda, y un único pensamiento inundo su mente: “Ha caído, ha muerto…” No esto no podía estar pasando. Salió corriendo y comenzó a mirar entre los cadáveres. No, la veía, no la encontraba. Lagrimas de desesperación comenzaron a caer por su rostro. No podía haber muerto. No, no podía.0
-¡¡¡Neilaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!-grito desesperado.
-¡Weint!¡Aquí esta!-grito Legu
Corrió desesperado y se tumbo a su lado.
-¿Esta viva?¿Esta viva?-pregunto casi gritando
-No lo sé, no quiero tocarla, quizá algún hechizo escudo siga funcionando.
-¡¡Aparta de ahí!!¡Neila!¡Neila!-dijo agitándola suavemente-Despierta por favor…
Lagrimas comenzaron a caer por su rostro, bajaron lentamente por sus mejilla y cayeron sobre el rostro de ella.
-¿Weint?-dijo en un susurro
Él abrió los ojos, y la miro. Ella sonreía aun algo desorientada, pero le miraba con infinito amor. La miro a los ojos y la beso.
-Ya pensaba que habías muerto -dijo el ya más relajado.
-Aun me queda demasiado por vivir a tu lado como para poder permitirme morir.

23 feb. 2009

Vudu


Posted by Picasa


Se entia dolido, malherido, todo salia mal. Todo era error tras error. Se enfadaban con él sus amigos. Se peleaba con sus padres. Parecía que nada se iba a arreglar, solo alguien seguia a su lado, su mejor amiga Natasha. Sabía que ella estaba muy enamorada de él, pero él nunca se había interesado por ella. Pero en estos momentos en los que se sentía solo y dolorido, se replanteba más la decision. Comenzo a verla con otros ojos y a fijarse más en ella. Hasta que llego un punto que todos le abandonaron y solo quedo ella. Su relación fue abanzando y comenzaron a salir. Siempre iban juntos a todas partes, pero un día en casa de Natasha él se quedo un momento solo en la habitación mientras ella iba al baño, y le llamo la atención una pequeña cajita de madera que había en la mesilla. La abrio y en ella encontro un pequeño muñeco de Vudu, con montones de cosas sullas que pensaba aver perdido, y un pequeño papel, en el que había escrito con sangre:
"Seras mío"

22 feb. 2009

Sopresa verde

Caminaban por el bosque, su poblado no estaba lejos. Habían salido a cazar. Era una de las primeras veces que salían, pues acababan de ser considerados hombre según las costumbres de su pueblo. Fueron riendo sin tener cuidado de hacer ruido con lo cual espantaron a casi todos los animales del bosque cercano. Cuando llevaban ya rato caminando fueron conscientes de lo que habían hecho, pero no querían volver al pueblo con las manos vacías por lo que se internaron en la espesura esta vez sigilosamente. Cuando llevaban ya rato caminando vieron lo que parecía ser una colina cubierta de helechos, pero cuando se acercaron descubrieron que no era precisamente una colina. Un gran ojo se abrió, y lentamente la cabeza de un inmenso dragón verde todo cubierto de hojas y plantas se giro hacía a ellos amenazadoramente.

18 feb. 2009

Ya nunca volvera

Bueno y este relato que publico hoy esta medio escrito por mi primo rober y terminado por mi!!! es parte del trabajo de clase :P espero q os guste


De nuevo estaba allí, ese pequeño porche donde tanto buenos ratos pasaron de niños, el banco-mecedora donde le dio su primer beso, tan tierno; recordaba aquel momento como un sueño, algo tan mágico que le costaba creer que fuese real. Su mente volaba años atrás, recordando cada momento que habían pasado juntos, y allí estaba de nuevo, frente a esa puerta de color verde que tantas decepciones les había dado, cuando la señora Harris la abría, anunciando la hora de la cena. No podía creerlo, en verdad estaba allí. Pero esta vez era muy diferente. Suspiró, y se decidió a llamar al timbre. Esperó unos instantes y por fin, la puerta se abrió. Durante unos segundos, compartió una mirada intensa con la señora de la casa, una mirada llena de sentimiento y comprensión. No hicieron falta las palabras, él se dio la vuelta para echar una última mirada al jardín y entró en la casa, dejando fuera todos sus recuerdos, olvidando todos esos momentos, obligando a su mente a volver a la realidad y afrontarla: todo eso había acabado, y no volvería, jamás. La casa estaba tal y como la recordaba, o quizá no. Le faltaba su presencia. Ya no la sentía en cada rincón de la casa. Recordaba aquel aura que la rodeaba llenándolo todo de alegría. Siempre feliz y animada con una sonrisa en los labios. Recordaba que cuando entraba en la casa se sentía su presencia, pero ahora la casa estaba falta de vida. Ya no se respiraba aquel aura de felicidad, parecía vacía y solitaria y se sintió extrañamente incomodo. Subió lentamente la escalera, rozando aquel pasamanos por donde tantas veces se habían deslizado juntos. Llego al piso superior, y espero escucharla tararear alguna canción como solía hacer, o que le gritara que se diera prisa que le esperaba desde hacía ya rato. Pero nada ocurrió, ella no le llamo porque ya no estaba. Se encamino lentamente hacia la habitación, sintiendo que no resistiría mucho más el impulso de llorar. Entro en la habitación, pero no la reconoció. Estaba oscura con las persianas bajadas y la presencia de la chica tampoco se notaba en aquel lugar. Sintió que todas sus fuerzas de desvanecían, se sintió tan impotente y acabado sin ella. Se sentó lentamente en el suelo, en el centro de la habitación y allí comenzó a llorar mientras todos los recuerdos. Recuerdos felices de otra época, junto a alguien que ya jamas volverá.

17 feb. 2009

La ultima salida

Nos perseguían, huíamos los dos juntos. Sé que no es común escapar de unos vampiros, cuando tu salvador es uno de ellos. Le amaba, le amaba tanto, que sufría por él. Sabía que el también me amaba, pero el sacrificio que hacía por mantenerme con vida era inhumano. Todos querían mi sangre. Según él su olor era el más delicioso que hubiera olido jamás, pero no solo para él, sino para todo su aquelarre. Normalmente habría sido el primero en matarme para beber el suculento líquido. Pero algo en mi despertó en él un sentimiento de amor, que hizo que se revelara contra todo su aquelarre, para salvar mi vida, interponiéndose entre ellos y yo. Por eso corrimos por las calles intentando despistarlos. Pero eran demasiados, y si nos encontraban nos matarían a ambos. A mí por mi sangre, y a él por anteponer a una simple humana frete a todo su aquelarre, por revelarme el secreto, por quitarle la presa a otro vampiro y a saber en que más problemas se habría metido por protegerme. Las lágrimas comenzaron a caer por mi rosto ante la simple expectativa de que él sufriera algún daño. Él me miro, vio mis lágrimas y una expresión de dolor recorrió su rostro. Llegamos a un callejón y me atrajo hacía sí. Me abrazo por detrás cubriendo casi todo mi cuerpo intentando disimular mi olor.
-Ya se acercan-susurre, mientras escuchaba los enfadados siseos en la lejanía.
Él puso mala cara, y gruño lentamente exasperado. En un último momento les oímos casi encima de nosotros, sobre los tejados. Acerco sus labios lentamente a mi oído y me susurro
-Lo siento amor, pero esta es la única manera de salvarte.
Le mire desconcertada sin saber a qué se refería, pero antes de poder decir nada sentí como sus dientes afilados se clavaban en mi tersa piel. Mientras sentía su veneno introducirse en mi cuerpo abrasando cada fibra de mi ser, solo veía la mirada de él. Una mirada suplicante de perdón, como si me hubiera condenado a la peor de las maldiciones.
 
Posted by Picasa

16 feb. 2009

En el bosque 1ª Parte

Weno y como yo hoy ando a medias de un relato y no me va a dar tiempo a terminarlo hoy voy a colgar una pequeña colaboración de mi aun inesperto aprendiz Sieg. Espero que os gute tanto como me a gustado a mi!

Aquella noche el viento soplaba con fuerza, agitando las ramas de los árboles violentamente. El viaje se había retrasado demasiado, y esto les obligó a cruzar a través del sombrío bosque. Nerader estaba muy asustado. Pensaba en las historias que los comerciantes contaban acerca de ese bosque, y de la fiera criatura que en él habitaba. A su lado, Amy caminaba tranquila, con paso firme y continuo. De repente, un crujido proveniente de sus espaldas les hizo estremecerse a ambos. Nerader se giró al instante, pero no encontró más que oscuridad. Antes de tan si quiera girarse de nuevo, escuchó un grito de horror de Amy que le heló la sangre al instante. La buscó rápido con la mirada, pero donde esta antes se encontraba, tan solo quedaba un pequeño rastro de sangre…

15 feb. 2009

Eres mi luz

Lágrimas en la oscuridad. Lamentos en las sombras. Quejidos en la noche. Tristeza, dolor, miedo, sentimientos sombríos que ensombrecen su alma sin cesar. Parece que solo sufrimiento hay en su alma. O eso es lo que ella siente tantas veces. Solo oscuridad la rodea, nada va bien, nada sale bien. Impotente, sin poder hacer nada, dolor, solo dolor. Él la pregunta, pero ella solo se encierra más en sí misma. Sabe que la quiere ayudar, pero ella no quiere llorar delante de él. La pide que sonría pero no puede, su alma sombría no puede sonreír. Él se preocupa, desespera, no quiere seguir así, demasiado duro. Sabe que no puede ayudarla más que con palabras de consuelo, abrazos, besos y carias, pero aun así intenta hacer todo lo posible. Ella nota los esfuerzos de él, desea dejarse llevar por todo lo que él dice, desea tener fe en el mundo, sabe que no todo es oscuro, pero es tan difícil intentar salir a flote cuando están tan hundida. Habla expresa lo que pasa, él escucha impasible, la abraza susurra palabras, la dice que esta allí para ella, que siempre le tendrá junto a ella pase lo que pase, que no dejara que se pierda de las tinieblas, él será la luz que alumbre su vida cuando nada más quede. Ella sabe que no le merece, es tan bueno, tan genial, sabe que es la luz que ilumina su alma, lo único que consigue que quiera salir de la oscuridad. Una pequeña sonrisa escapa de ella cuando él hace una tontería. La oscuridad va retrocediendo poco a poco, las tinieblas desaparecen. Una luz en el frente, él la produce y ella se aferra con todas su fuerzas. Luz, claridad, las tinieblas se retraen, se esconden. Y allí solo queda él, al que ama, no desea nada más que a él, junto a él podrá seguir adelante. Es su luz, su ilusión su razón para vivir. Aquella tarde sombría termino en un claro amanecer abierto a un mundo de esperanza.



Gracias por todo mi vida, gracias por todo lo que haces por mi, gracias por estar junto a mi día a día aunq yo no te preste toda la atención que te mereces, eres la luz que alumbra mi oscura vida!!! Te quieroooooooooo

13 feb. 2009

El secreto 2ª parte

Un gran silencio inundo la habitación. Ella asustada retrocedió lentamente.

-No es verdad. No, no es verdad-dijo con la voz entre cortada.

-¿Realmente crees que todo eso a ocurrido por si solo? ¿Que si todas las señales se dirigen a él es por pura casualidad? ¿Que realmente no es peligroso?

-No…cállate no sigas…

-No puedes seguir creyendo en él como si nada, abre los ojo de una vez Laura. El no es como nosotros, es un monstruo.

-¡No!…no es verdad…

-Claro que lo es, y con sus artes oscuras te ha cegado una vez más.

-¡No es cierto!

-¡Si lo es! ¿Por qué no me crees?-dijo ya desesperado-Solo intento ayudarte.

-Todo es mentira, tu simplemente estas celoso de que yo este enamorada de él.

-Pero Laura ¿De qué hablas?

-Calla Bill, no quiero escucharte más. Déjame en paz.

Y ella salio corriendo del campus hacia el pabellón de las chicas, lugar al que no podía seguirla. Estaba desesperado. Es verdad que estaba celoso hasta cierto punto, pero ella tenia que darse cuenta de que Demian no era el príncipe azul que ella pensaba si no una criatura espantosa. Mientras pensaba esto en su mente se reflejo la imagen de la criatura, imagen que lo perseguiría en sus pesadillas por el resto de su vida. Un escalofrío recorrió su espalda, y sintió una presencia detrás de él. Se dio la vuelta apresuradamente y hay estaba, con aquella sonrisa amenazadora. Bill trago saliva, y retrocedió lentamente.

-No, no, no-dijo Demian negando con la cabeza- eso no esta bien pequeño Billi, no esta bien, nada bien.

La sonrisa desapareció de la cara de Demian transformándose en mascara de ira y odio. Bill lo miro atemorizado intento salir corriendo pero su cuerpo no le respondía, estaba demasiado asustado para hacer nada. Se quedo quieto frente a Demian. Poco a poco la cara de este comenzó a cambiar, sus rasgos se volvieron tenebrosos.

9 feb. 2009

Sed en la noche

Se encontraba en el pub como cada noche. Aquel ambiente le encantaba. En las sombras de la noche podía pasar desapercibida enter los humanos. La noche sacaba la peor parte de los humanos, sacaba de ellos su lado más oculto, su lado más oscuro lo que hacía que ella no desentonara tanto. Pero aquella noche estaba transtornada, el olor a sangre humana estaba haciendo mella en ella como no había ocurrido en decadas. Su mente estaba turbia y descolocada por lo que decidio salir de alli antes de descontrolarse. Al acercarse a la puerta un brazo tiro de ella y la arrastro hasta un lugar apartado. Era William, un muchacho humano que trabajaba en aquel lugar. Ella sabía que él estaba locamente enamorado de ella, y ella satisfacía con el sus necesidades más humanas. La acorralo contra la pared y comenzó a besarla con pasión. Ella se dejo llebar pero cuando llego al cuello de él, el olor de la sangre la olvio loca. Mordio con suevidad y coemzo a beber el adorado liquido rojo. Tras un momento se alejo asustada.


-Yo... lo siento Will-dijo avergonzada-No he podido contenerme.
-No te preocupes preciosa.


Él sonrrio y la sangre goteo por su cuello, ella observo como caia y se avalanzo sobre él con desesperación.

5 feb. 2009

El secreto 1ª parte

No podía creer lo que estaba viendo. Ya sabía que Demian no era normal, pero esto era imposible. Fue contemplando, desde las sombras, como aquel muchacho se transformaba lentamente en una criatura mounstruosa. Intento retroceder sin hacer ruido pero el inevitable susurro del bosque le delato. El horrendo ser se acerco lentamente a él.
-Más te vale guardar bien este secreto-dijo con una voz gutural, con un leve deje a la de Demian-Sobre todo a Laura o ya sabes lo que te espera.
Y desaparicio. Su corazón estaba desvocado , no podía creer lo ocurrido. Se levanto y huyo lo más rápido que pudo de aquel lugar.

2 feb. 2009

Con sus propias manos

La niebla la envolvió lentamente. Estaba perdida y muy confusa. Tenía un fuerte dolor de cabeza, no recordaba nada de lo ocurrido. Creía recordar haber quedado con Dilan para eliminar a la bestia de una vez por todas. Busco a Dilan con la mirada. Lo vio ante sí, con las vísceras al descubierto. Se llevo las manos al rostro horrorizada. Pero cuando las vio un grito escapo de sus entrañas. Esas, no eran sus manos, parecían garras y estaban manchadas de sangre. Comenzó ha atar cabos y comprendió: No había más bestia que ella misma.