Bienvenidos sean los visitantes a los parajes lejanos de mi imaginación, sentiros bien recibidos tanto a comenta como a visitar y leer todos y cada una de las historias. O siemplemente pasar para decir hola o pasar por pasar. Y si podeis pasaros por EL ALMACEN DE TAP-S, una pequeña ayuda para que esta escritora se gane la vida. GRACIAS

22 dic. 2009

Donde antes había vida...

Aitor
Palabras: flor, quedar, lobo
Condición: ninguna

Miro el desolado páramo con tristeza y nostalgia. Aun recuerdo cuando esto era un lugar lleno de vida. Ahora es una tierra yerma y vacía. Aun recuerdo el aullido del lobo al anochecer. Aquel olor tan mágico que tenía la flor que crecía junto a la cascada. Debí quedar antes con mi padre, cuando la situación no era tan desesperada. Pero ahora ya no queda nada por hacer. Donde antes había vida solo queda muerte.

21 dic. 2009

Flor, alas Luna

Sandra
Palabras: Flor, alas, Luna
Condición: sentirse identificada con la historia y que sea una historia de amor

Siempre dijiste que querías volar y ser libre, lo repetías continuamente. Yo sonreía entusiasmada con tus fantasiosas ideas de llegar a la Luna. Una preciosa tarde de verano llegaste a mi con tu cara sonriente. Me traía una flor, estabas feliz. Me miraste a los ojos y comenzaste a hablar con ternura. Repetías sin cesar que ya habías conseguido tus alas y yo te miraba sin comprender. Al ver mi cara de desconcierto sonreíste divertido, me acariciaste la cara y dijiste: Mis a la Luna eres tu tontita, solo contigo seré libre.

20 dic. 2009

Tres palabras y una condición!!

Hoy os subo dos relatos perdidos por mi amiga Cris
Palabras: corazón, rotos, lluvia
Condición: historia de amor triste

La lluvia golpeaba con fuerza en los cristales. Las lagrimas se derramaban por mis ojos sin cesar. Mire con tristeza el corazón de peluche que un día me regalaste, aquel que tanto me hizo sonreír y ahora solo me hace llorar. Te marchaste dejándome sola ¿Por qué? Porque descubriste al otro. Siempre quise decírtelo, pero nunca fui capaz. El otro solo era mi amigo, aun que le amara con toda mi alma. Jamás te habría dejado por él, pero tu eso no lo entendiste y te dejaste llevar por los celos. Ahora estoy sola en casa llorando sin cesar, intentando juntar los pedazos rotos de mi alma.



Palabras: oscuridad, luz, ojos
Condición: historia de amor feliz

La oscuridad me rodeaba con su tenebrosa presencia. Tenía miedo, no llegaba a comprender donde estaba. Quería salir de aquel lugar desesperadamente pero tenía tanto miedo que no podía moverme. Una luz brillante me deslumbro. Tú apareciste tan luminoso que me herías los ojos. Me levantaste del suelo y me llevaste hacía las tinieblas. No sabía a donde íbamos, pero no me importaba mientras no me dejaras sola. Porque contigo la oscuridad no da tanto miedo, reconfortas mi alma y alivias mis penas. Haces que sea capaz de enfrentarme a la peor de las condenas siempre que estés a mi lado.

17 dic. 2009

Edu: Reloj, periódico y teclado

Hola!! Ahora me ha dado por escribir relatos partiendo de tres Sustantivos que me diga una persona. Este relato lo ha inspirado mi amigo Edu sus palabras son: Reloj, periódico y teclado.


Toco las teclas del piano distraídamente. Llevo semanas sin poder componer nada. Estoy desesperado. Me siento tan estúpido e inútil. Encima de la mesa un periódico hablando de mi y de mi maravilloso y esperado debut, y yo aquí sin poder terminar esta maldita canción. Las manecillas de reloj giran sin parar mientras las horas pasan sin detenerse. Impotente golpeo con fuerza el teclado. Una nota simple y sencilla se alza mostrándome el camino. Cierro los ojos y dejo que mis dedos recorran las fichas blancas haciendo que se alcen montones de hermosos sonido hacía el cielo. La música va fluyendo sin que yo tenga que hacer otra cosa que mover mis manos al son de mi propia melodía. Mis manos cada vez se mueven más lentamente, hasta que se detienen. Abro los ojos, miro la partitura que está frente a mí y comienzo a escribir frenéticamente la que será mi primera canción.

Por favor no dudéis en dejarme vuestras tres palabras por favor!! Cuantas más mejor!! (Que no sean cosas ofensivas o tonterias, me gustaría poder escribir, Gracias)

13 dic. 2009

No...

Te miro por última vez y me doy la vuelta. Comienzo a caminar deprisa, para alejarme lo más rápidamente de ti y no darme tiempo a mi misma de arrepentirme. Siento tu mirada en mi espalda. Sé que aun no entiendes porque he hecho esto, pero no puedo soportar más. Esta relación ya solo me provoca dolor. Siento tentaciones de mirarte otra vez, pero me contengo y sigo andando. Cuando llego a la esquina de la calle giro y comienzo a correr. Corro todo lo que puedo, lo más lejos que puedo, hasta que siento que se me va a salir el corazón del pecho, hasta que siento que me van a estallar los pulmones, hasta que siento que no puedo más. Me detengo y apoyo la espalda contra la pared de un edificio y comienzo a intentar respirar normalmente. Las lágrimas comienzan a escaparse de mis ojos. Me dejo caer al suelo, y sentada comienzo a desahogarme. Pienso en todo lo que voy a anhelarte. Pienso en todas la veces que voy a desear verte. Pienso en todas las veces que voy a desear besarte. Pero también pienso en que eso ya lo hago. Ya te anhelaba, ya deseaba verte, ya deseaba besarte. Pero no podía, estas con ella y nunca serás mío. Verte día a día con ella hace que mi alma se rompa y ya no aguanto más. No aguanto que me hables de ella. No aguanto que la eches de menos. No soporto verte besarla. Odio la cara que se te pone cuando la ves. No puedo más. Por eso se acabo. Soy una cobarde y lo sé. Esto me hará daño, lo sé. Me levanto y vuelvo a correr. Me duele el pecho. Me duelen las piernas. Me cuesta respirar. Me detengo otra vez. No puedo parar de llorar. Las lágrimas nublan mi vista. Mi móvil vibra en mi bolsillo. Lo saco y tu cara me mira desde la pantalla. Recuerdo el día de esta foto, cuando aun pensaba que podrías ser mío. Sé que estarás preocupado, y una parte de mi ser grita que conteste, pero cuelgo y vuelvo a correr. Por fín llego a mi casa y me encierro en mi habitación. Tiro el móvil sobre la mesa y dejo que siga vibrando sin hacerle caso. Me tumbo en la cama e intento acallar los zumbidos del móvil tapándome los oídos con la almohada. Al final no aguanto más y lo cojo. Pero entonces tu dejas de llamar. Miro en silencio el móvil mientras las lágrimas caen sobre él. Al final decido escribirte un mensaje que dice:

No me llames. No me busques. Olvídate de mí. No pienses en mí. No me recuerdes. No hables sobre mí. No preguntes por mí. Haz como si nunca hubiera existido…. Te quiero.


Siento la desaparición, pero he tenido una avasalladora cantidad de exámenes finales y no he tenido tiempo ni de escribir, ni de pasarme por aquí. Hoy os dejo el que espero que sea uno de mis últimos relatos deprimentes sobre amor no correspondido (por lo menos durante una época). Está semana me pasare por vuestros blogs para ponerme un poco al día. Besos