Bienvenidos sean los visitantes a los parajes lejanos de mi imaginación, sentiros bien recibidos tanto a comenta como a visitar y leer todos y cada una de las historias. O siemplemente pasar para decir hola o pasar por pasar. Y si podeis pasaros por EL ALMACEN DE TAP-S, una pequeña ayuda para que esta escritora se gane la vida. GRACIAS

26 feb. 2009

Nuara, la primera historia que escribi


Nuara, estaba desangrada y medio muerta tirada en el campo de batalla rodeada de los cadáveres de sus compañeros, amigos y soldados a sus órdenes, lo único que le pasa por la mente era que había fallado a su pueblo, en ese momento perdió el conocimiento.

Cuando despertó era ya de noche, estaba en un bosque, olió el olor el dulce olor de la comida y descubrió que estaba tumbada sobre unas mantas. Se incorporo y se dio cuenta de que también estaba vendada. Se pregunto desconcertada que habría ocurrido, mientras de entre la maleza surgió un apuesto joven trayendo unas hierbas entre sus manos.

-¿Te has despertado ya?-le pregunto el desconocido

Nuara asustada saco un cuchillo de su bota
-¿Quién eres? ¿Qué quieres de mi?-dijo apuntándole con el cuchillo.

-No te preocupes no voy a hacerte daño, Mi nombre es Válandil, soy un extranjero. Te encontré medio muerta en el campo de batalla y no podía permitir que una mujer tan hermosa muriera en unas condiciones tan deplorables.

-No soy una hermosa mujer, ni nada por el estilo. Soy una guerrera y no una de esas cursis princesas que no saben empuñar ni una espada.

-Vale, ¨guerrera¨, no podía dejar que murieras.

-Pues yo no necesitaba tu ayuda ni la de nadie, soy capaz de cuidar de mi misma perfectamente
Se intento levantar, pero su pierna rota no resistió durante mucho tiempo su cuerpo y cayó estrepitosamente al suelo. Válandil preocupado por ella se levanto corriendo y se agacho a su lado

-¿Estás bien?

-¡ALEJATE DE MI! ¡¡¡NO NECESITO LA AYUDA DE NADIE TE ENTERAS!!!-dijo Nuara

Cayó rendida al suelo y comenzó a llorar. Pensaba que todos sus esfuerzos habían sido en vano pues había fallado a su pueblo y a sí misma. Válandil la estrecho protectoramente entre sus brazos y le susurro palabras de consuelo. Le aseguro que ya no tenía nada de qué preocuparse pues él estaba allí para protegerla. Nuara miro la cara del muchacho y descubrió que era más joven de lo que aparentaba, tendría más o menos su edad, pero ya tenía el porte de un hombre grande. Se quedo anonadada por aquellos ojos verdes que la miraban tan tiernamente, se dejo caer en un mar de descanso y despreocupación en los brazos que la estrechaban. Al amanecer despertó al lado de Válandil, todavía entre sus brazos, y deseo que ese momento nunca acabara, en ese momento Válandil también se despertó y se encontró con la mirada de Nuara. Ella ruborizada se dio la vuelta y disimulo haber estado mirándole. Él divertido por la reacción de ella se levanto y empezó a prepara el desayuno. Mientras desayunaban Válandil le pregunto que como una muchacha conseguía ponerse al mando de un ejecito tan grande como el del campo de batalla. Nuara intrigada por cómo habría adivinado que aquellos hombres estaban a sus ordenes le contó su historia y lo que savia de su pasado.
Des pues le pregunto a el por su pasado.

-Mi pasado no es tan interesante como el tuyo solo puedo decirte que voy de vuelta a mi tierra natal para arreglar unos asuntos muy importantes.

-Y como teniendo que resolver unos asuntos de tanta importancia, ¿Os a veis detenido a salvar mi vida?-pregunto Nuara, pícaramente ansiosa por saber la reacción de Válandil

Él ruborizado no savia que decir
-Eeh, bueno uhmmm, no podía dejar que murieras así…

-¿Si? ¿Y por qué no salvasteis también a otros hombres que seguro estaban en mejor condición que yo?-

-Bueno porque no quería que una mujer muriera en un campo de batalla-dijo él cada vez más rojo y más avergonzado.

-Ya claro, lo que yo creo es que vos os a veis quedado prendado de esta dama, ¿O me he equivocado señor Válandil?-pronuncio estas palabras tan cerca de la cara del muchacho y este estaba tan sonrojado, que hasta temió que se desmayara.

-Esto yo… bueno eeh

En ese instante llevada por la pasión Nuara beso los labios que había soñado besar aquella noche, se sumió en el deseo de estar con aquel hombre desconocido que tanto la había cautivado. Besos sus labios, toco su cuerpo, sintió su calor, y le entrego lo que a nadie le había entregado,… su corazón

Estuvieron horas abrazados diciéndose palabras hermosas, besándose, rozando sus cuerpos, hasta que al anochecer ella cayó rendida y agotada, él la tapo y cubrió con unas mantas y velo su sueño.

Así pasaron los días, charlando, riendo y de aquí surgió un amor intenso entre ambos. Hasta que un día al amanecer Nuara despertó echando en falta el calor del hombre con el que había estado. Se levanto, pero no encontró más rastro de él solo unas provisiones y un caballo. Encontró también una nota dirigida a ella.

Lo siento amor mío, pero nuestro amor ahora es imposible, ya te dije que tenia asuntos muy importantes que me requerían, y tu mi princesa guerrera debes volver a proteger a tu pueblo y cumplir tu misión. Lo siento pero tengo que partir, solo quiero que sepas que nunca podré amar a una mujer tanto como te amo a ti.
Hasta siempre

Válandil

Ella al leer la nota se sintió morir por dentro, había imaginado escapar con él y huir de sus ocupaciones, y preocupaciones para llegar con él hasta el fin del mundo para ser felices juntos. Pero ahora que se daba cuenta nunca habría sentido feliz así, pues siempre habría tenido sobre su cabeza el peso de haber abandonado a su pueblo. Por eso agradeció a Válandil haber tomado la decisión que ella nunca abría podido tomar.

2 comentarios:

  1. pues para ser el primero esta muy bien!
    es bonito, y el final no se si llamarlo triste o feliz jaja en el fondo acaba bien :)

    eres fantastica de verdad ^^
    un besoo



    .(.Usuniss.).

    ResponderEliminar
  2. es precioso ^.^ enserio me enkanta como escribes!! sigue publicando ke escribes genial y no puedes privar al mundo de estas historias!!

    bEsoos

    ResponderEliminar

Gracias por comentar vuestros comentarios son lo que más me inspira!