Bienvenidos sean los visitantes a los parajes lejanos de mi imaginación, sentiros bien recibidos tanto a comenta como a visitar y leer todos y cada una de las historias. O siemplemente pasar para decir hola o pasar por pasar. Y si podeis pasaros por EL ALMACEN DE TAP-S, una pequeña ayuda para que esta escritora se gane la vida. GRACIAS

12 jul. 2009

La loba



Su ojos verdes se clavaron en mi entre el gentío. Supe que me había visto. Se acerco a mí con su apabullante caminar. Su presencia siempre me había parecido imponente pero ahora que estaba tan próximo descubrí que era mayor de lo que jamás había imaginado. Estaba tan cerca que me estremecí. Cuando estuvo ante mí me miro con su seductora mirada. Una sonrisa de blancos dientes se dibujo en su rostro. Yo sentí como poco a poco me iba rindiendo a sus encantos. Me estrecho entre sus fuertes brazos y sentí todo el calor que desprendía su cuerpo. Su aroma era realmente delicioso, olía a bosque, a libertad. No entendía como me había dado tanto miedo antaño, ahora me parecía un ser tan misterioso y atrayente. Poso sus dulces labios sobre los míos y me beso con pasión y violencia. Acabamos pegados contra una pared besándonos fogosamente. La excitación fue creciendo de manera impresionante. Sus manos expertas acariciaban mi cuerpo sensualmente mientras sus labios besaban mi cuello. Se aparto bruscamente de mí. Agarro mi mano con violencia y me saco a la calle. Salimos a la noche nublada. Las luces del pub iluminaban el bosque y la carretera. Tiro de mí en dirección al bosque. Me tendió en la hierba y me tomo allí mismo. El poder que desprendía su cuerpo domino todos mis sentidos. Nunca había sentido algo parecido. La luna llena se abrió paso entre las nubes y nos ilumino con su blanca luz. El se aparto de mí misteriosamente y vi como su cuerpo mutaba lentamente. El hombre de verdes ojos había desaparecido, ante mí se hallaba un lobo de grandes dimensiones. Los ojos verdes de la criatura contrastaban contra el color oscuro de su pelaje. Me acerque a la criatura lentamente y me abrace a su cuello. Froto su hocico contra mi hombro en una sorda pregunta. Sin contestar verbalmente me subí a su lomo. El asombroso licántropo comenzó a correr en la noche y nos alejamos del bosque. El lobo aulló a la Luna y yo me uní a su canto de adoración al precioso astro. La noche nos envolvió en su fría caricia y juntos escapamos de todo. Aquella noche me convertí en lobo, pero esa es otra historia…

5 comentarios:

  1. Es hermosa este relato.
    Me encanto.
    Un beso...

    ResponderEliminar
  2. parece que ha vuelto la inspiracion no? pues me alegro mucho por ti y por todos los que te leemos claro ^^
    que te dureeee

    un beso!!


    .(.Usuniss.).

    ResponderEliminar
  3. Bienvenida, inspiración de Nuara, jajaj
    Me ha encantado.
    Un beso,

    *Lisa*
    PD: estoy teniendo problemas para comentar por lo de la palabra de verificación.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar vuestros comentarios son lo que más me inspira!