Bienvenidos sean los visitantes a los parajes lejanos de mi imaginación, sentiros bien recibidos tanto a comenta como a visitar y leer todos y cada una de las historias. O siemplemente pasar para decir hola o pasar por pasar. Y si podeis pasaros por EL ALMACEN DE TAP-S, una pequeña ayuda para que esta escritora se gane la vida. GRACIAS

23 oct. 2011

Domingo

Está sentada cn la piernas cruzadas en el banco de piedra. Dejando que el verdor del parque llene su alma, o eso es lo que pretende. Escucha una y otra vez la misma canción. Su cuerpo se mueve lentamente al ritmo, sin ser consciente de ello. Calada tras calada los cigarros se consumen. El humo escapa lentamente de sus labios, mientras piensa distraída. Canta frases a voz en grito sin temor a que nadie la oiga. Hoy no le importa nada. Está sola, pero conforme. Se replantea una y otra vez su vida. Le da vueltas a las cosas y nunca llega a ninguna conclusión. Pero eso hoy no le preocupa. Otro momento que pasa, otro domingo. Esta cansada de la de semana, pero no le importa. Hoy tan solo por un momento es feliz por el simple hecho de estar viva. Disfruta del instante, porque es fugaz y escurridizo. Se ríe de si misma, y se plantea una y otra vez porque normalmente la vida parece tan complicada, cuando en ese momento que no hace nada, es feliz. Pero decide no darle vueltas. Ya tendrá tiempo mañana de pensar en lo complicado de su existencia, en los errores cometidos y de la rutina. Coge otro cigarro, lo enciende con placer, cierra los ojos y deja que la música inunde su mente. Es su momento de la semana y no permitirá que nada ni nadie lo estropee. Por un momento dejara de pensar, por un rato estará sola, por un instante sera feliz.

Se hace tarde y el frío hace que se estremezca. El viento agita suavemente su pelo, y unas cuantas gotas de lluvia mojan su rostro. Respira hondo y disfruta un segundo más de su momento. Se pone el abrigo, recoge sus cosas y camina tranquila. Mira por un ultimo momento el banco de piedra, rodeado por los árboles y sonríe. Marcha hacia casa con calma, cantando y bailando. Despreocupada. Y deseando que aunque en su vida no sea perfecta, momentos tan simples como aquel, puedan hacerla feliz.

1 comentario:

Gracias por comentar vuestros comentarios son lo que más me inspira!